Billete 996 Skyteam
Esp

Billete 996

El blog de AirEuropa

Boeing South Carolina, el lugar de nacimiento de nuestro Boeing 787-8

Dreamliner de Air Europa saliendo del hangar de pintura

Cuando el pasado 16 de marzo recogimos nuestro primer Dreamliner, lo hicimos en el Delivery Center que Boeing tiene en sus instalaciones de North Charleston, en Carolina del Sur. Dado que es el “lugar de nacimiento” de nuestro avión y en realidad de parte de todos los Boeing 787 que recibamos, queremos contaros algo más sobre estas instalaciones tan especiales. Os contamos enseguida por qué.

En 2008 Boeing inició la compra de las empresas que ya proveían diferentes partes del avión en el proyecto del 787, las instalaciones se transformaron entonces en Boeing South Carolina y continuó con las tareas de fabricación de todas las secciones posteriores de los Boeing 787.

Dado el éxito del proyecto del Dreamliner, Boeing necesitó abrir una segunda línea de ensamblaje para aumentar la producción del avión y se decidió crear una nave de 41.700 metros cuadrados junto a las factorías que ya poseía en North Charleston, siendo de por sí un hecho histórico al ser la primera instalación de este tipo que se establecía fuera del estado de Washington.

Actualmente, en una nave de 77.800 metros cuadrados, Boeing South Carolina fabrica todas las secciones posteriores de los Boeing 787 que se fabrican, tanto en la propia línea de ensamblaje en North Charleston como la que también existe en las instalaciones de Everett, Washington. Lo hace con una tecnología en materiales compuestos única en el mundo desarrollada durante años para otorgarle a cada sección del fuselaje una ligereza, dureza y resistente nunca vista antes en un avión de pasajeros.

El resto de componentes del avión llegan a North Charleston desde diferentes partes del mundo, mereciendo una mención especial las alas y el resto del fuselaje que vuelan desde Italia y Japón en alguno de los cuatro Dreamlifters existentes. Se trata de una versión modificada del Boeing 747-400 que le otorga el mayor volumen de carga del mundo en un avión y permite que las secciones más grandes puedan ensamblarse junto al resto tanto en North Charleston como en Everett.

El Boeing 787-10, el último modelo en sumarse a la familia de Dreamliners supone otro hito para Boeing South Carolina, ya que por la longitud de su fuselaje y los desafíos logísticos que entraña, será ensamblado exclusivamente en Charleston, demostrando la apuesta de futuro que supone para la compañía.

Esta apuesta se materializa también con la creación en 2011 del Interiors Responsability Center, donde multitud de componentes para los interiores del 787 son fabricados y por el Research & Technology Center que se inauguró en 2015 para desarrollar nuevas tecnologías para la fabricación y el uso de materiales compuestos.  Finalmente, también el Propulsion South Carolina desarrolla ya partes clave para los motores de los próximos 737 MAX y 777X. Por último. El hangar de pintado, disponible a finales de este año, evitará los viajes a Everett de los 787 producidos en North Charleston para el delicado proceso de pintura.

Aunque ahora visite Miami casi a diario, no podemos evitar pensar en que la cuna y primer hogar del EC-MIG estará siempre en North Charleston con la familia de Boeing South Carolina.

Gerardo Ratto

2 Comentarios

  1. Carlos S dice:

    Hola, me gusta mucho tu blog, me parece muy interesante, a raiz de leer esta noticia me gustaria que nos explicaras como es la entrega de un avion, desde que los pilotos salen desde españa hasta que llegan con el avion nuevo, que procesos hay, sobre todo para los que tiene un menor rango de alcance, como se hace para cruzar el Atlantico con un 737, por que con un 787 me lo imagino pero que se hace cuando se compra un avion con una autonomia de 2000 km y hay que cruzarlo?
    graicas

    1. Eva María Gomez Gomez Eva María Gomez Gomez dice:

      Hola Carlos, estamos encantados con esta propuesta así que aceptamos el reto. En breve os contaremos el proceso de entrega de un avión y también por donde van a aquellos aviones que no tienen la autonomía suficiente para cruzar el Atlántico. Un saludo.

Publica un comentario

Los comentarios están moderados