Billete 996 Skyteam
Esp

Billete 996

El blog de AirEuropa

Lo que no puedo perderme de Central Park

new york, nueva york, central park

New York City is pretty cool! Y lo digo en inglés porque una de las cosas que buscarás cuando aterrices en esta ciudad es aprender o mejorar el idioma. Te aconsejo empezar por las pequeñas cosas cotidianas, que son las que marcan la diferencia. Cambia el lenguaje de tú móvil, intenta ver la televisión en inglés, olvida tu lengua materna y trata a toda costa de mezclarte con autóctonos. No sólo mejorará tu inglés, tu experiencia americana será mucho completa, a nivel  social, cultural y quien sabe, quizá también personal.

Llevo 3 años viviendo en este país y una de las cosas que he aprendido es que antes de hacer un plan lo mejor es informarte, y si tus amigos son de la tierra, neoyorquinos en este caso, mejor todavía. Sólo así podrás sentirte una auténtica/o “Insider”, o lo que es lo mismo “ una persona con información privilegiada”, en la que será tu ciudad de ahora en adelante.

Central Park es un buen sitio para romper el hielo con NYC. Es el gran pulmón de la ciudad. Por aquí respira Nueva York y deja respirar a los más de 19 millones de habitantes que cada día sobreviven a su trepidante ritmo de vida.

El parque tiene 19 accesos y cada año pasan por aquí más de 25 millones de visitantes. Te recomiendo aprovechar el día desde primera hora de la mañana. Hay mucho que ver, así que te explicaré lo que para mí son visitas obligadas si pasas por Central Park. Te recomiendo que arranques tu visita por la parte Norte del parque. A la altura de la calle 85 comienza el enorme lago llamado Jacqueline Kennedy Onassis reservoir, escenario de muchas películas (“Maratón Man” o “Sexo en Nueva York”, son algunas de ellas) y lugar de paseo de personajes como Bill Clinton, Madonna o incluso la mismísima Jackie Kennedy Onasis, quien pone nombre al lugar.

Antes de seguir, y para tener una idea general de la grandiosidad del parque haz una parada en el MET, The Metropolitan Museum of Art. Se encuentra justo en la 79 con la Quinta Avenida, a la derecha del parque, y ofrece a sus visitantes una variada y amplia colección de obras de arte de todo el mundo. Especialmente destacan sus colecciones Egipcia, Asiática, Bizantina e Islámica. Prohibido irse sin antes pasar por su terraza y ver las majestuosas vistas que ofrece el museo de Central Park con Manhattan a sus espaldas.

museo met nueva york, central park

Otro “caramelito” de Central Park es el El BELVEDERE CASTLE ,a la altura de la calle 79. Este lugar hace honor a su nombre en italiano “Castillo bonito”. Una fortaleza en miniatura y de estilo Victoriano construida en 1865 y utilizada como sede del Observatorio Meteorológico. Dentro encontrarás telescopios y microscopios expuestos para el disfrute del visitante. Aprovecha la altura del castillo para disfrutar de una panorámica del Turtle Pond, un lago que recibe su nombre por la cantidad de tortugas que habitan en él.

Si empiezas a bajar hacia la W72 Street, en el número 1 encontrarás el edificio Dakota, mundialmente conocido por el asesinato de John Lennon, exintegrante de The Beatles. Adéntrate en el parque y descubre el famoso Strawberry field, un mosaico en blanco y negro en el que se lee la palabra “Imagine” y que fue donado por la ciudad de Nápoles para rendir homenaje al ex Beatle. John y su mujer solían pasear por aquí casi a diario, uno de sus lugares favoritos. Si el 9 de Diciembre no tienes planes te recomiendo asistir al acto que se celebra aquí mismo para conmemorar el aniversario de la muerte Lennon.

central park, strawberry field,

Todavía queda mucho por ver. Y lo podemos hacer a pie, pero más vale que estés en forma porque el parque tiene una superficie de 341 hectáreas.  Si buscas un plan más relajado te recomiendo alquilar una bicicleta, ya sea en un negocio privado (cuanto más alejado del parque más interesante son los precios, si no te importa caminar es una buena opción) o bien las que ofrece la ciudad de Nueva York, Citi Bike (un pase de tres días cuesta 72$ e incluye los 30 primeros minutos de uso, a partir de ahí pagas un extra de 4 $ por cada 15 minutos adicionales. Un consejo, simplemente cambia de bicicleta cada 30 minutos y ahórrate los extras). Por 50$ también puedes recorrer el parque durante 20 minutos en coche de caballos ¡Toda una experiencia!

Por Central Park pasean grupos muy variados. A primera hora de la mañana no faltan los deportistas madrugadores, las mamás empujando carritos de niño y los privilegiados vecinos paseando a sus perros. Gente tomando el sol en verano es otra imagen típica del parque, así que no olvides meter en la mochila unos pantalones cortos y por que no, un bañador.

A la altura de la calle 72 se encuentra el corazón del parque, Bethesda Terrace y su majestuosa fuente. De nuevo nos convertimos en actores por unas horas y disfrutamos del escenario de películas como “Cuando Harry encontró a Sally”, “Sexo en Nueva York”, “Pequeño Manhattan” o la última escena de “Los Vengadores”. Es mi lugar favorito en Nueva York. Vivir en la gran manzana puede ser un auténtico caos, así que para poder combatirlo yo suelo correr por aquí a primera hora de la mañana. La imagen  a esa hora tan intempestiva es sencillamente impactante. La ciudad todavía duerme y la fuente está vacía de turistas haciendo fotos de cada baldosa. Te recomiendo que si no te importa madrugar te animes.

The Lake, un “must”, sobre todo para aquellos que vienen con su pareja. Se extiende desde la 71 a la 78 y ofrece paseos en barca durante el día desde Abril a Noviembre. La cara más romántica del parque. Muy cerquita encontrarás un restaurante llamado “Boathouse”, un buen lugar para hacer un alto en el camino antes de continuar. Si no te ves comiendo en un restaurante y prefieres algo más informal y sobre todo más auténtico, el siguiente punto te va a encantar.

the lake central park

Vamos a por la imagen  americana  por excelencia: el Sheep meadow, entre la 66 y la calle 69. Es la enorme explanada verde que tantas veces hemos visto en las películas. Se pueden ver chavales casi todo el año jugando a béisbol y otros deportes. Es también un buen lugar para hacer el Pic Nic y rendirse a los pies de Manhattan.

sheep meadow central park, nueva york

Con el estómago lleno nada mejor que un paseo por uno de los lugares con más encanto del parque, The Mall, un camino custodiado por olmos que te conduce directamente al Literally Walk. Este lugar debe su nombre a las figuras literarias que lo ocupan. Una oda a escritores de la talla de William Shakesperae o Sir Walter Scott, entre otros.

the mall, central park

Ya sea invierno o verano no puedes perderte la pista de patinaje favorita de los neoyorquinos, la Wollman Rink. Se construyó en 1949 y los meses de invierno atrae a miles de turistas y locales que disfrutan de su música a golpe de patín sobre hielo con la imagen de los rascacielos neoyorquinos de fondo. La pista abre sus puertas en Octubre, y cuenta con una escuela de patinaje y otra de hockey, además de espacios para organizar fiestas de cumpleaños para niños.

pista patinaje en central park

Si todavía cuentas con algo de tiempo (una hora será suficiente), y sobre todo energía, aún falta una última parada, el primer Zoo oficial de Nueva York. Fue protagonista principal de la película de “Magadascar” y cuenta con más de 130 especies diferentes. Si eres un amante de los animales asegúrate de que llegas a tiempo para su hora de comer y ayuda a sus cuidadores a alimentarlos!

Estas son solo algunas de la maravillas que ofrece Central Park, un pequeño aperitivo. Te animo a que te pierdas en sus escondrijos, disfrutes de un buen libro a la sombra de uno de sus gigantescos árboles, compartas un helado con tus amigos mientras veis a chavales jugar al béisbol, en definitiva, que experimentes las miles de sensaciones que ofrece este parque urbano.

¿Sabías que en Nueva York los taxistas e incluso las peluqueras esperan que les dejes propina y que es prácticamente una imposición social? En el próximo artículo te explicaré todo aquello que nadie te contó antes de llegar a Nueva York y que te ayudará a sobrevivir en esta ciudad sin morir en el intento.  Hasta entonces, disfruta de la ciudad, ¡Esta es sin duda la mejor estación para conocer Nueva York antes de que llegue el frío!

Escrito por: Mamen Sala, The Insider de Españoles en Nueva York 

Air Europa

Publica un comentario

Los comentarios están moderados