Billete 996 Skyteam
Esp

Billete 996

El blog de AirEuropa

10 octubre 2013

Santo Domingo y su estilo colonial

Uno de los monumentos más destacado de Santo Domingo, en República Dominicana

Podríamos decir que Santo Domingo es una ciudad de primicias. Ya que, al ser la ciudad más antigua del ‘Nuevo Mundo’, posee la primera catedral, la primera universidad o el primer hospital de las Américas. Hoy volamos hasta Santo Domingo para mostraros su lado más turístico.

Lo primero que os recomendamos conocer de la capital dominicana es la Ciudad Colonial. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1992, es una joya arquitectónica que permanece intacta. Delimitada por la muralla, en su interior  encontraréis edificios coloniales como el Alcázar de Colón, La Catedral, el Museo de las Casas Reales, etc.

El principal monumento de la ciudad es La Catedral. Su extenso nombre llama la atención ya que en realidad se llama: Catedral Metropolitana Santa María de La Encarnación, Primada de América. Se encuentra en el Parque Colón, junto al monumento a Cristóbal Colón. Su construcción tardó bastante tiempo, y más teniendo en cuenta que el primer arquitecto, Alonso de Rodríguez, huyó con los planos.

El estilo de la catedral es un tanto ecléctico, ya que fueron varios los arquitectos que se encargaron de la obra, a lo largo de los años. No perdáis de vista el impresionante techo abovedado, junto con las 14 capillas laterales llenas de murales y vidrieras preciosas.

El Álcazar de Colón fue construido en un solar que mira hacia el Río Ozama. Fue concedido a Diego Colón (el primogénito del descubridor) para que edificara allí su vivienda. El edificio posee dos niveles, una escalera principal inmensa con forma de U, y dos escaleras más, una con forma de caracol y otra más pequeña, en cuya planta se encuentra recreada la Capilla de María de Toledo.

La ruta por las Casas Reales también merece la pena realizarla. Cerca de la Plaza de España se aglutinan varios edificios del siglo XVI que albergan las instituciones oficiales: El Palacio de los Gobernadores y Capitanes Generales, el Palacio de la Real Audiencia de las Indias, la Casa de Contratación… son auténticas mansiones que aportan ese aire señorial a la ciudad.

En ese recorrido llegaréis hasta la calle de Las Damas;  una de las calles más míticas de la ciudad. Une la Plaza de España con la Fortaleza Ozama, y es la primera que fue adoquinada en América. Allí se están el Panteón Nacional, la Casa de los Dávila y Ovando; el Fuerte Invencible,  la Capilla de los Remedios y por supuesto, las Casas Reales.

Culminamos el recorrido dando un paseo por el Malecón. Disfrutaréis de unas espectaculares vistas de la costa además de numerosos establecimientos de comida, hoteles y tiendas. Su avenida principal es la de George Washington, y antiguamente tenía otros nombres  “El Tripero”, “Malecón Padre Billini” o “La Boca del Infierno”.

Si queréis llevaros algún souvenir de la ciudad, lo ideal es que visitéis el Mercado Colonial, donde encontraréis la artesanía más típica: desde joyas realizadas con ámbar, óleos de arte taíno, o ron dominicano.

Como podéis ver, en República Dominicana, además de maravillosas playas, tiene todo un legado cultural que nos da una idea de la influencia española en la arquitectura  de la ciudad y que permite conocer un poco mejor la historia de este país.

Air Europa

Publica un comentario

Los comentarios están moderados