Acompañamos a Anna, Kica, Laura, Sonia y Yolanda a cumplir el Reto Pelayo

Adentrarse en el campo de hielo patagónico sur, la tercera extensión helada más grande del mundo situada entre Argentina y Chile, es una hazaña solo al alcance de los más fuertes. Anna, Kica, Laura, Sonia y Yolanda lo han conseguido. Estas cinco mujeres han realizado una marcha de diez días y 70 kilómetros, en condiciones […]

Air Europa

En el aire desde 1986. Aerolínea española miembro de la alianza SkyTeam. Nuestro propósito, acercar a las personas ofreciéndoles la libertad de crear su mejor experiencia de viaje.

Categorías

Etiquetas


Adentrarse en el campo de hielo patagónico sur, la tercera extensión helada más grande del mundo situada entre Argentina y Chile, es una hazaña solo al alcance de los más fuertes.

Anna, Kica, Laura, Sonia y Yolanda lo han conseguido. Estas cinco mujeres han realizado una marcha de diez días y 70 kilómetros, en condiciones extremas, hasta llegar al nunatak (isla de roca en medio de un campo de hielo) del Cerro Gorra Blanca. Son las protagonistas de la novena edición del Reto Pelayo Vida, en la que cada año, cinco mujeres supervivientes de cáncer hacen realidad sueños y objetivos que parecían inalcanzables.

Anna, en representación de sus compañeras, toma la palabra para contar cómo la enfermedad solo fue el primer peldaño.

Cinco mujeres supervivientes de cáncer han cumplido su sueño: recorrer, durante diez días, 70 kilómetros en condiciones extremas.


¿Recuerda el día que le dijeron que padecía cáncer?
Sí, mi vista se nubló y me sentí ausente, viendo lo que pasaba en tercera persona. Recuerdo volver en mí a los pocos minutos y empezar a preguntar por los siguientes
pasos a dar en esta nueva realidad que me tocaba afrontar.


¿Cuál fue ese resorte que le impulsó de manera positiva?
Pensar en mis hijos. De manera inconsciente, pensé que
no podía dejarles sin madre siendo tan pequeños, esa era una mala jugada y no quería ser responsable de eso. Así que me puse en marcha para intentar solucionar la situación, ayudando, dentro de mis posibilidades (caminando, corriendo, leyendo…), a la tarea que iban a hacer los médicos.

¿Cómo se han preparado para afrontar este reto?
La directora técnica del Reto Pelayo Vida, Rocío Monteoliva, nos preparó un plan de entrenamiento de 30 semanas con intervalos para conducir el esfuerzo físico al objetivo de este reto concreto. Nos hemos centrado en mejorar la fuerza y la resistencia física y mental.


¿Cuál ha sido el momento más emocionante?
Llegar a la playita después de un largo día de caminata en medio de una tormenta de fuerte viento y bajas temperaturas con nevada incluida. Ese momento de casi llorar de alegría, de abrazarnos las compañeras, de sentarnos en el río a hablar de lo que acabábamos de vivir… No lo olvidaré jamás.

¿Qué ha aprendido en los hielos patagónicos?
A ponerle buena cara a los malos días, a reírme de todo, pero de mí primero, y a trabajar en equipo poniendo un fin como objetivo de grupo. Y he recordado lo bonito que es estar viva, exprimiendo cada minuto y disfrutando de cada experiencia.

¿Qué mensaje lanzaría a personas que, como ustedes, han sido diagnosticadas de cáncer?
La aceptación es el primer paso para caminar de la mano de esta enfermedad y avanzar en nuestra recuperación. Vivir merece la pena, cada día es un regalo y a veces no lo sabemos ver hasta que nos topamos con un susto así.

Entrevista realizada por Carmen Otto para la Revista Europa.