Billete 996 Skyteam
Esp

Billete 996

El blog de AirEuropa

17 febrero 2016

Evolución de nuestra librea

Una de las partes más visibles de una compañía aérea es la librea de nuestros aviones. Es un reflejo de una marca que se sitúa en multitud de soportes y que sirve para transmitir muchos valores de la empresa. Os contamos la historia de nuestras libreas que resume también nuestra historia.

Air Europa se constituyó en 1986 como la filial española de la ya desaparecida Air Europe, que por aquel entonces se encontraba en plena expansión por Europa compitiendo con gigantes de la aviación como British Airways. Aunque las filiales de otros países siguieron conservando el nombre de la compañía madre, en España se convirtió en Air Europa aunque conservó toda la imagen de “Air Europe”: logotipo, colores, tipografía y evidentemente la librea, siguieron en consonancia con la imagen original.

En el año 1991 Air Europa fue adquirida por el actual Presidente de la compañía, Juan José Hidalgo, dado que Air Europe desaparece del mercado. Aun así, la librea inicial perduró varios años más, tras la compra de la compañía, los objetivos primordiales eran la asegurar la estabilidad y consolidar su crecimiento. Desde ese momento y durante los años siguientes, Air Europa continuó su camino de forma independiente y cosechando éxitos que le permitieron alcanzar en la década de los noventa el segundo puesto en importancia y relevancia dentro de un sector aéreo español que se adaptaba a la liberalización del mercado.

tres_libreas_baja

En el año 2000, con la consolidación a nivel mundial de la compañía, se plantea la modernización y renovación de la marca y librea de Air Europa. Esta renovación supuso un cambio radical con el objetivo de transmitir una imagen moderna, renovada, actual, seria, segura y estable, a la altura de cualquier otra compañía internacional.

Por supuesto, un cambio tan significativo de marca es un proceso complejo y nunca inmediato, siendo necesario sustituir miles de elementos en multitud de soportes. Desde tótems en el aeropuerto hasta la página web, pasando por supuesto por los propios aviones. Éstos últimos pueden tardar meses e incluso años en ser adaptados a la nueva marca debido no sólo al alto coste que supone pintar un avión, multiplicándolo por la flota entera, sino también el tiempo que se precisa retirar cada aeronave de su operación regular y lo que ello repercute en la actividad de la compañía. Por ello se aprovechan paradas programadas o repintados necesarios para realizar el cambio.

Después de 16 años con una imagen corporativa que nos acompañó en momentos tan importantes, dimos el paso hacia nuestra librea actual. Una nueva imagen que reposa sobre el lema “Cada detalle cuenta” con el objetivo de comunicar que nos adaptamos a las nuevas tecnologías, a las nuevas modas y vamos en paralelo con la evolución y desarrollos de la sociedad, firmes ante la competencia y comprometidos con nuestros clientes, por la calidad y el servicio que reciben en todos y cada uno de nuestros vuelos.

Gerardo Ratto