Billete 996 Skyteam
Esp

Billete 996

El blog de AirEuropa

5 noviembre 2014

Historia del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas

Air Europa en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid - Barajas

No lleva ni un mes con su nuevo nombre y lo hemos interiorizado ya como si llevase toda la vida llamándose así: Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Hoy os contamos la historia del mismo desde que comenzaron los primeros vuelos hasta ahora. 

El 23 de marzo de 1929 se publicó el concurso que serviría para elegir los terrenos donde se construiría el aeropuerto. Se presentaron cuatro lugares: Carabanchel Alto, Getafe, Vallecas y Barajas. Finalmente se eligió éste último, un páramo de 500 fanegas a 12 kilómetros de la ciudad de Madrid.

Tras presentarse siete proyectos diferentes para su construcción fue el del ingeniero Marqués de los Álamos y del arquitecto Luis Gutiérrez de Soto el que salió seleccionado para darle forma al aeropuerto.

Se abrió al tráfico aéreo el 22 de abril de 1931 pero no fue hasta finales de 1933 cuando se habilitaron los vuelos comerciales.  El campo de vuelos estaba marcado con un círculo blanco con la mayúscula M de Madrid y junto a él, construyeron la terminal con una estimación de 30.000 pasajeros anuales, varios hangares y el edificio del Avión Club.

El primer director del aeropuerto fue el teniente coronel Jacobo Armijo y Fernández de Alarcón.

El 15 de mayo de 1933 un trimotor Fokker VII/3M tomaba tierra por primera vez en Madrid- Barajas. Las primeras líneas regulares tendrían como destino Barcelona y Sevilla; durante ese año operaron 378 vuelos que transportaron a 2.873 pasajeros.

En 1944 se daría ya la primera reforma, construyeron una pista pavimentada de 1.400 metros de largo y a finales de la década existían 3 pistas (que en la actualidad no se usan)

En los años 50 el aeropuerto acogería a más de medio millón de pasajeros al año. Su crecimiento hace que se vea necesario construir una nueva terminal, la T2 en 1954 y dos años más tarde pasó a llamarse: Aeropuerto de Madrid – Barajas.

En los setenta la llegada de los Jumbos traen a más de cuatro millones de pasajeros, por lo que, en 1971 comienza a construirse la Terminal 1 para gestionar todos los vuelos internacionales.

Una fecha clave para la modernización y la ampliación del aeropuerto fue a principio de los años 80 en previsión al Mundial de Fútbol de 1982.

Durante la década de los noventa también se hacen ampliaciones, de entre ellas por ejemplo,  la construcción de una terminal de carga o el edificio que une la Terminal Nacional e Internacional.

En el 2000 se aprueba el ‘Plan Barajas’ en el que se planifica construir un edificio terminal, uno satélite, dos nuevas pistas, dos grandes plataformas, nuevos aparcamientos, nuevos accesos al aeropuerto.

La gran inversión termina en 2006 cuando se inaugura la T4. Ni más ni menos que 750.000 metros cuadrados que permiten el tráfico de 35 millones de pasajeros al año.

El último cambio ha tenido lugar tras el fallecimiento del expresidente del gobierno; Adolfo Suárez. Como homenaje el aeropuerto recibe su nombre pasando a ser Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez Madrid – Barajas a partir del 24 de marzo de 2014. ¿Habéis visto ya el nuevo cartel luminoso?

Air Europa