Billete 996

El blog de AirEuropa

16 febrero 2022

La Habana, ¡qué bola!

Habana Car

La Habana es una ciudad plagada de luz y con un sinfín de colores que te invitan a recorrer y perderte por sus callejones e inundarte de su magia.

Por más de uno de sus rincones escucharás la típica frase cubana, ¡qué bola! Y así sabrás que eres uno más en La Habana.

Te contamos cómo descubrirla en tres paradas (obligatorias).

Primera Parada: El Malecón.

A través de sus ocho kilómetros podrás ver las diferentes facetas de la ciudad de La Habana, recorriéndotelo sin prisa.

Verás al típico grupo de pescadores que apresuran por pescar su pez de cada día, un grupo de niños jugando y saltando entre las rocas tirándose al mar y a lo lejos un músico que toca los acordes de una antigua melodía cubana, porque no nos olvidemos que las raíces musicales del país es uno de sus pilares culturales más importantes.

Nuestra recomendación es disfrutar de las vistas desde los jardines del Hotel Nacional de Cuba, podríamos decir que lo encontrarás a la mitad del “sofá más grande del mundo” llamado Malecón.

Malecón La Habana

Segunda Parada: ¿Mojito o daiquiri?

El famoso y célebre escritor Ernest Hemingway lo tenía claro, “el mojito en La Bodeguita y el daiquiri en El Floridita”.

Pero, ¿qué tienen de especial estos rincones de La Habana vieja?

La Bodeguita del Medio es un restaurante de comida criolla, con mobiliario de los años 50, mesas y taburetes de madera donde sus paredes están repletas de firmas de todos aquellos que durante estos años han visitado tan emblemático lugar.

Por otro lado, en El Floridita, Hemingway aseguraba que era el mejor daiquiri que había probado jamás.

El Premio Nobel de Literatura argumentaba “no te molestes en descubrir iglesias, edificios o plazas de una ciudad. Si quieres conocer su cultura, pasa una noche en sus bares”.

Sin duda alguna, mojito o daiquiri creemos que es el recovery perfecto para un día paseando por La Habana.

Mojito en La Bodeguita

Tercera Parada: ¿Te subes en un Almendrón?

Recorrer las calles de La Habana subido en un automóvil de los años 50 es todo un placer, tanto para los amantes de los coches antiguos como para cualquiera que le guste conocer la ciudad desde otro punto de vista. ¿Sabías qué se les conoce como almendrones?

Desde La Plaza de la Revolución, al Capitolio, recorrer el Malecón mientras atardece.

¡Melenas al viento y a vivir el momento!

Si este pequeño recorrido te ha sabido a poco, ¡tenemos la solución!

Viaja con nosotros a La Habana y descubre en primera persona estos e infinitos lugares más que se esconden en esta histórica ciudad.

¡Reserva ya!

También disponible en / Also available in: English (Inglés)

La Habana
Air Europa