Billete 996 Skyteam
Esp

Billete 996

El blog de AirEuropa

4 junio 2018

Lo que pasa en Las Vegas…

Las Vegas de noche

Es la ciudad de los casinos, la capital mundial del entretenimiento e incluso le han llegado a llamar la ciudad de la perdición. Y no cabe duda, de que os faltarán horas en el día (y la noche) para disfrutar de todo los planes que os espera en lo que en el pasado fue un desierto. Vuela con Air Europa y disfruta de Estados Unidos.

Os quedaréis deslumbrados no solo por la gran cantidad de las luces de neón sino porque hay una inmensidad de cosas por ver y por hacer. La ciudad que conocemos ahora comenzó a construirse tras la II Guerra Mundial, cuando un magnate decidió crear una sala de apuestas en pleno desierto. Desde entonces, es uno de los destinos más visitados en EE.UU.

El antiguo centro de la ciudad es Fremont Street. Una calle peatonal al norte de la ciudad que es una famosa atracción de Las Vegas. Se trata de una galería techada de 27 metros de alto y 416 de longitud, con 2,1 millones de bombillas, que hacen 65.000 combinaciones, siempre diferentes y dirigido por 36 ordenadores invisibles.

El bullicio alrededor de esa manzana no cesa. Hay también espectáculos callejeros y conciertos gratis. La calle principal está llena de tiendas y restaurantes, y para los más aventureros, podrán hasta tirarse en tirolina por el techo de la galería. En las cinco manzanas encontraréis “Glitter Gulch,” el famoso Golden Nugget y el Museo de Neón.

El juego es la esencia y su  fuente de riqueza y no hay más que verlo en la calle principal: Las Vegas Boulevard. Es la arteria principal donde se encuentran los mejores hoteles y casinos. Están abiertos las 24 horas del día, se puede comer, beber y apostar a todas horas.  Tan sólo tendréis que estar atentos a los horarios de los espectáculos.

Cuando lleguéis a Las Vegas, os daréis cuenta que todo es posible. Desde ver cómo entra un volcán en erupción cada hora (se encuentra dentro del Hotel Mirage), trasladaros al antiguo Egipto entrando en el Hotel Luxor o en la tienda de chocolates M&M’s, (con estatuas enteras hechas con el delicioso dulce)  y hasta visitar la ciudad de Nueva York en miniatura sobre una montaña rusa.

Si siempre habéis tenido ganas de viajar a Venecia, también encontraréis una réplica donde podréis hasta montar en góndola entre los canales. Y por supuesto, París es otra de las ciudades que tiene cabida en Las Vegas. Desde lo alto de la réplica de la Torre Eiffel del hotel París veréis unas vistas impresionantes e incluso podéis apreciar el show de las aguas del lago artificial del Hotel Bellagio.

Y teniendo en cuenta que se celebra una boda cada 5 minutos, ¿por qué no incluir como plan en el viaje casaros como en las películas?  Graceland es la capilla más conocida. Podéis ir vestidos como queráis, y tendréis un personaje disfrazado de Elvis cantando de fondo “Viva Las Vegas” como himno nupcial.

Otra de las visitas imprescindibles es subir al Hotel Stratospher y si lo hacéis de noche mejor. Desde allí se obtiene una de las mejores panorámicas de la ciudad.

Y por supuesto, no os podéis ir de Las Vegas sin haceros una foto en el famoso cartel que se ha convertido en un símbolo y donde siempre tendréis que esperar turno porque es la típica foto-postal.  El cartel fue diseñado en 1959 y por la parte trasera se puede leer “Conduzca con cuidado” y “Regrese Pronto”.

Además de todos los casinos y espectáculos podéis organizar varias excursiones por la zona. El desierto de Mojave es un desierto como el que aparecen en las películas  y está ubicado entre Los Ángeles y Las Vegas, sentiréis que estáis en una película del oeste.

Como podéis ver, el ocio en Las Vegas es ilimitado, si sois de los que creéis que nada os va a sorprender es porque os queda todavía volar a Las Vegas.

Air Europa