Billete 996 Skyteam
Esp

Billete 996

El blog de AirEuropa

25 marzo 2015

¿Prescindirán los aviones de las ventanillas en unos años?

¿Prescindirán los aviones de las ventanillas en unos años? Imagina una cabina donde las ventanas son en realidad pantallas de visualización que permiten la retransmisión de lo que hay fuera desde todos los ángulos de la aeronave y proporcionando la sensación de que está abierta, tal cual fuese la cubierta de un barco.

Pues ésa es la propuesta de CPI (Center for Process Innovation), una empresa británica cuya ocupación es la investigación de tecnología aeroespacial y que calcula que será posible dentro de apenas cinco años, cuando los costes de una iniciativa de este tipo sean mucho más asequibles de lo que son ahora.

Según CPI en su proyecto Aerospace Windowless Aircraft, las pantallas, que usarían un sistema OLED de alta definición, serían muy delgadas y flexibles, recubriendo toda la pared interior y el techo de la cabina de forma continua o por secciones. Las imágenes de fuera que proyectarían mediante cámaras no reflejarían un punto de vista real desde un asiento concreto sino más general.

Asimismo, las pantallas permitirían los cambios de tono asociados a la salid-puesta de sol para ayudar a los pasajeros de viajes de larga distancia a amoldarse a las diferencias horarias. Todo ello manejándose mediante aplicaciones táctiles con las que, además, se podrían graduar los otros equipamientos (luz, brillo, llamada a la azafata…).

No importaría que te sentases en la zona del ala, que generalmente te obstaculiza la visión, porque las imágenes de las pantallas se retransmitirán desde el exterior del fuselaje mediante varias cámaras que eliminarían dicho obstáculo inclusos podrían obedecer a los movimientos de la cabeza del pasajero.

Y si no te toca asiento de ventanilla tampoco supondría un problema porque te bastaría reclinar el respaldo para ver las pantallas de la parte superior, situadas entre los departamentos del equipaje de mano. Adiós a los monitores integrados en los asientos, pese a su relativa juventud.

La clave está en el peso

En efecto porque un cambio lleva a otro y los asientos también se modificarían radicalmente. Para empezar, también podrían recubrirse con pantallas. Y luego serían más anchos, al tener menor grosor habilitarían mayor espacio para el pasajero. ¿Por qué? Por la reducción de peso. Sigue leyendo…

Ése es un tema constante en cualquier aeronave. Más del 80% del peso a plena carga de un avión comercial es el avión en sí y su combustible. Por cada 1% de reducción en dicho peso, el ahorro de combustible aproximado es de 0,75%. Y menos combustible no sólo significa menos emisiones de CO2 a la atmósfera sino una bajada del coste operativo del vuelo.

En principio, eso debería repercutir en el precio de los billetes y en la colocación de un nuevo tipo de asiento, más ligero al no necesitar carcasa para los monitores de ocio; también más amplio y cómodo.

Igualmente, el mismo precio de fabricación de aviones sería más económico porque se simplificaría su proceso de montaje: hoy en día, la colocación de ventanillas requiere una cantidad enorme de piezas que ya no harían falta, así como una disminución del grosor del fuselaje.

En suma ¿te imaginas embarcar en un avión de Air Europa y realizar el trayecto contemplando el cielo y las nubes como si se tratase de una aeronave descubierta? ¿Y cómo sería de espectacular la aproximación al aeropuerto sobrevolando la ciudad? ¿Y que nos dices del impresionante aterrizaje?

Air Europa