Billete 996 Skyteam
Esp

Billete 996

El blog de AirEuropa

2 septiembre 2019

Recorre las colinas de Lisboa con sus famosos elevadores

Funiculares de Lisboa

De la capital de Portugal se dice que está inundada de luz, gracias a que está bañada por el río Tajo, que hace reflejar el sol en cada uno de sus rincones. Os proponemos recorrer las empinadas calles de Lisboa con los elevadores o funiculares y que aprovechéis nuestro próximo vuelo desde Madrid hasta la ciudad lusa con Air Europa.

Si a Lisboa se le llama la “ciudad de las siete colinas” por eso es lógico que existan tres funiculares activos, todo un emblema de Lisboa. Por lo que cuando visitéis Lisboa no dudéis en subir en estos vagones para ver la ciudad sin cansaros y además, desde una perspectiva totalmente diferente.

El Elevador da Lavra, es el más antiguo de la ciudad, fue inaugurado en 1884. El Elevador Da Bica tiene un recorrido más corto, pero lleno de encanto. Os recomendamos que disfrutéis del pausado paseo para el deleite de vuestros sentidos, y por último El Elevador da Gloria, en febrero de 2002 fue declarado Monumento Nacional.

Podríamos hablar de cuatro zonas principales de Lisboa y los alrededores: Baixa – Chiado, Alfama, Belem y Barrio Alto. Por supuesto que hay otras zonas preciosas que no os podéis perder que son Sintra, Cascais o Costa da Caparica, pero dependerá del tiempo que dispongáis en vuestro viaje.

Comenzamos por el barrio de Baixa- Xiado, antiguo reducto de la vida bohemia de la ciudad. Para dosificar esfuerzos, os recomendamos que subáis en el Elevador de Santa Justa.

Para empaparos de todo el ambiente luso,  tenéis que ir al Barrio Alto. Por el día parece un lugar antiguo, un tanto deteriorado, con calles adoquinadas y muy empinadas. Un buen plan es acercarse al mirador de Santa Catarina, con unas impresionantes vistas del Tajo, el museo Nacional de Arte Antigua o el Palacio de Sao Bento, sede de la Asamblea de la República.

Por la noche, el Barrio Alto despierta y se llena de vida, restaurantes y locales alternativos, tiendas curiosas, y discotecas donde pasar una gran noche lisboeta.

Si queréis sentir la esencia más tradicional de la ciudad, no os perdáis el barrio de Alfama. Entre sus pequeñas calles empedradas y sus fachadas de colores encontraréis algunos de los lugares más sorprendentes de la ciudad de las siete colinas. Asomaros al mirador de Santa Luzía donde podréis ver uno de los atardeceres más hermosos con los tejados, las casas de colores y la desembocadura del río de fondo.

Para llegar a Belem: Coged el tranvía y mientras recorréis toda la margen del río disfrutaréis de las vistas. Allí podréis visitar la Torre de Belem, Patrimonio de la Humanidad junto con el Monasterio de los Jerónimos. Ni que decir tiene, que si queréis llevar un dulce suvenir, lo mejor es que compréis los pasteles de Belem.

Portugal está de moda. No pierdas la oportunidad de visitar sus ciudades y reservar tu hotel al mejor precio, pero lo más importante, reserva un vuelo a Lisboa con Air Europa y asómate al Atlántico. 

Air Europa