Billete 996 Skyteam
Esp

Billete 996

El blog de AirEuropa

27 febrero 2017

Transportar baterías de litio con Air Europa

La revolución tecnológica que vivimos en las últimas décadas se ha comportado de alguna forma como una marea que año tras año ha ido dejando en la orilla los más variopintos dispositivos electrónicos: desde walkmans en los ochenta, pasando por teléfonos móviles rudimentarios en los noventa y llegando hasta los recién llegados drones y smartwatches.Todo para configurar una y otra vez nuestra flota de aparatitos con los que convivimos cada día: móvil, tableta, portátil, lector de ebooks, cámara de fotos, de vídeo, reloj inteligente, cigarrillo electrónico… Aquí prácticamente se hace cierto aquello de que el límite está en la imaginación.

Y si nos preguntamos ¿Qué tienen todos en común? La respuesta es clara: ¡litio! Mantener cargados nuestros gadgets se ha convertido ya en una tarea importante en nuestros viajes y llevar sus cables y cargadores se comprueba dos y tres veces antes de salir de casa.

Después de ver durante algunos años siglas como Ni-Cd o NiMH en nuestras baterías, el metal ganador para aportarnos energía a todos los dispositivos que podamos usar funcionan es sin duda el litio. Desde luego este elemento aporta grandes beneficios, y resulta inofensivo a simple vista inofensiva, sin embargo, no está exento de ciertos riesgos que, a bordo de un avión, deben ser vigilados de cerca.

Beneficios e Inconvenientes

Las baterías de litio, muchas veces de iones de este metal, aportan ventajas clave para haber colonizado el mercado. Son ligeras, tienen una gran capacidad y permiten múltiples recargas sin sufrir apenas consecuencias.

Sin embargo, sus componentes notan también el paso del tiempo o la falta de calidad en la fabricación y un mal uso o cuidado puede desencadenar reacciones térmicas que provoquen hasta incendios.

Hemos consultado a nuestros expertos de seguridad para darte a continuación unas recomendaciones y buenas prácticas a la hora de viajar con tus baterías de litio:

  • Procura subir a bordo con las baterías poco cargadas. Aunque suene un sacrilegio para los más tecnologistas, desde el punto de vista de la seguridad es mejor dos baterías medio cargadas que una al cien por cien.
  • Evita y recicla baterías hinchadas que cueste colocar en su dispositivo. Es un signo claro de mal estado y de mayor riesgo.
  • No uses el móvil mientras lo cargas. Tanto desde una batería externa como desde un enchufe en el avión (pronto estarán disponibles en parte de nuestra flota). Así evitarás un sobrecalentamiento innecesario.
  • Utiliza baterías y cargadores homologados. La tentación de usar productos mucho más baratos puede ser fuerte, pero solo los dispositivos oficiales cuentan con todas las garantías de seguridad.

¡RECUERDA!

  • No está permitido transportar baterías de litio en el equipaje facturado, siempre debes transportarlo en tu equipaje de mano o llevarlas contigo.
  • No hay problema en subir a bordo baterías con capacidad de hasta 100W/h, es una capacidad que cubre desde baterías para el móvil hasta las de la mayoría e portátiles.  Sin embargo, si necesitas transportar más, te recomendamos contactar con nosotros por teléfono, vía Twitter o Facebook para que te demos instrucciones precisas sobre su transporte y limitación. Las baterías de más de 150W/h están prohibidas.

Más información en este enlace.

Gerardo Ratto