Billete 996 Skyteam
Esp

Billete 996

El blog de AirEuropa

5 junio 2018

Zaragoza, más viva que nunca

AirEuropa Zaragoza

La capital aragonesa vive un buen momento y despunta por su variedad de planes, que incluyen arte y visitas culturales, ocio nocturno, gastronomía y actividades al aire libre. Vuela hasta Zaragoza con Air Europa.

Zaragoza es una ciudad que encierra buena parte de la historia de España: sus principales monumentos y edificios nos llevan de recorrido a través de los siglos. La capital del Reino de Aragón toma su nombre de Cesar Augusto (Caesaraugusta) y atestigua un pasado ligado al imperio romano con la gran muralla que tuvo hasta un centenar de torres y de la que hoy sólo quedan restos junto a la plaza del Pilar. Las Termas, el museo del Teatro Caesaraugusta o el del Museo del Foro romano son otras huellas de esta civilización.

Testigo también del pasado musulmán de la península, esta noble ciudad, conserva uno de los edificios árabes más importante de nuestro país: el Palacio de la Aljafería, que tras la reconquista llegó a ser sede de la Santa Inquisición. Las muestras medievales no acaban en él, pues la Catedral de Zaragoza, la Seo, alberga en sí misma varios estilos que van del románico al gótico con elementos de estilo mudéjar y neoclásico.

Pero si hay en la ciudad del Ebro un lugar  visitado es la Basílica del Pilar, templo de importancia histórica, artística y religiosa, proyección de Ventura Rodríguez (s.XVII y XVIII) que llama la atención al visitante por sus cuantiosas cúpulas.

Un casco histórico para disfrutar

Una vez hecho el recorrido principal por el arte y la historia de la capital maña, podemos refrescarnos con aires más nuevos. Desde que celebrase la Expo de 2008, Zaragoza ha experimentado un impulso y se ha convertido en una metrópoli del noreste, en la se que destila cultura. Para comprobarlo sólo hay que darse un paseo por el céntrico barrio de San Pablo, conocido por los zaragozanos como “El Gancho” y por la calle de Armas, cuyas paredes son un lienzo para la creatividad del arte urbano.

A la hora de comer, conviene seguir de paseo por su casco histórico y por las plaza de Santa Marta, la plaza Mayor y la plaza del Coso para probar las tapas y disfrutar del encanto de esta buena costumbre zaragozana.

Otros barrios del casco histórico, como La Magdalena, son un ejemplo de regeneración, que representa la modernidad y un estilo de vida joven de la ciudad. A sus afueras queda El Tubo, entramado de callejuelas plagadas de bares que por la noche es el alma viva de la ciudad.

La impronta de Goya, siempre presente en Zaragoza, no nos deja escapar a las pinturas ubicados en el Patio del Palacio de la  Infanta. Pero la ciudad en la que se crió e inició como artista, reserva un lugar especial para su obra en muchos otros lugares como el Museo de Zaragoza, la propia basílica del Pilar o el Palacio Arzobispal, entre otros.

El impulso de la Expo 2008

El área de la Exposición Universal nos permite pasar una agradable tarde cruzando el Ebro por el Puente del Milenio, desde donde divisamos la Torre del Agua y otros emplazamientos que homenajean al líquido elemento. Una de las visitas recomendables es el Acuario, uno de los mayores de agua dulce, que alberga una gran cantidad de especies. También se puede visitar el Parque del Agua Luis Buñuel y de su playa fluvial.

En definitiva, Zaragoza se convierte con toda esta oferta en una ciudad perfecta para una escapada más o menos larga que puedes disfrutar volando con Air Europa a Zaragoza  desde Palma de Mallorca o desde Madrid

Air Europa